sábado, 31 de marzo de 2007

EL ORDEN EN LA VIDA Y LA ESTRUCTURA DEL CARACTER

Las decisiones que tomamos forman nuestras vidas y mientras más nos apeguemos al esquema que Dios tiene para cada uno de nosotros abra orden y la estructura necesaria para las grandes cosas que Dios tiene destindas a nuestras vidas.
El orden coloca las cosas en el lugar que le corresponde, establece el modo para hacer las cosas y su disposición. Todo liderazgo necesita del poder de Dios sobre ellos, y este liderazgo para poder moverse necesita una estructura que la sostenga y mantenga en orden todas sus partes. Esto hace posible el ser bendecido, y dependerá de cuanto orden haya en nuestras vidas.
En el Antiguo Testamento, como cuando Moisés puso orden en todo lo que tenia que hacer según lo que Dios le había hablado, entonces Dios llego en una forma tan poderosa.

En nuestra actividad.- Fuimos creados para hacer ciertas cosas, y somos diferentes los unos de otros en todo lo que hacemos en nuestra vida, tenemos un diseño especifico que Dios pone para cada uno.
Fuimos escogidos, nos vio y nos diseño según su deseo con un propósito especifico, a cada miembro como él quiso, y con llamamiento santo. Dios desea que seamos prosperados, bendecidos en todas las cosas y Dios tiene un plan, un diseño especifico para nuestra vida, una inspiración para cada uno
“.. Y el soplo del omnipotente le inspira..”
“Y así mismo tuvimos herencia habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.
El tomar una posición, un lugar para seguir nuestra carrera en la vida, y el estar preparados en su orden, es la responsabilidad que nos corresponde para que Dios pueda elegirnos “todos somos llamados, pocos los escogidos” tenemos que estar preparados y equipados para este llamado. En capacidad, ¿Qué podemos hacer y cuánto podemos hacer?

En nuestros valores.- Con convicciones alineadas con la palabra de Dios con su voz en nuestras vidas. Lo que nosotros hemos escogido como principios para nuestras vidas y ellos nos representan.
El orden nos da el escenario para nuestras vidas en el cual Dios ha de trabajar una obra.
La estructura nos da un lugar que invita a Dios a nuestras vidas, en el cual pueda establecer sus bendiciones y sean manifestadas dentro de un orden, en el cual desenvolverse poderosamente en nosotros y darnos un testimonio de su obrar en nosotros.
En nuestras vidas personales.- Nuestras personas están representadas por valores y ellos nos unen a otros estableciendo nuestras relaciones, esto nos ayuda a vivir con propósito, dejando huella y hacer un camino para nosotros.
Los valores morales deben ser iguales para nosotros, para con los que vamos a vivir y con aquellos que nos relacionamos. Los valores morales son distintivos para nuestros enfoques, como para nuestro cumplimiento de la Gran Comisión. El dar y bendecir, el ser íntegro, ejemplo de rectitud, provee un modelo de integridad que el mundo necesita. Las malas amistades corrompen “ y el justo sirve de guía”.

Vivir en fe.- Con una vida llena de retos creyendo en Dios para llegar a nuestro destino final.
Por establecer orden y estructura podemos implantar; Valores, en los amigos con quienes se ande y nos rodeen en la vida.
Hay que descubrir el futuro, escribiendo y ordenando para reflexionar con la visión y el cuadro interno deseado, de acuerdo a los valores.
El orden y la estructura que tenemos facilitan el mover y la presencia de Dios en nuestras vidas, entonces Dios se moverá con más poder en nuestras vidas.

2 comentarios:

my little world dijo...

Bueno pensaba antes de llegar a tu blog acerca del orden que debe llevar una vida de un hijo de Dios que espera ser bendecido, que espera la felicidad en Cristo. Es un orden bastante especial que implica pensamiento en conexión con Cristo. Me pareció bastante interesante lo que escribiste, espero poder reordenar un pocos mis ideas para comentar de manera más consistente acerca del orden de la vida.


Dios te bendiga y acompañe, nunca pierdas las fuerzas y confía en él que te ama tanto que dio a su hijo por ti.... y su hijo entrego su vida por tu causa....Espero puedas encontrar un orden que te lleva a alcanzar tus anhelos de la mano de Dios.

Abraham Miranda dijo...

my little world, Bienvenida; gracias por tu comentario, me gusto mucho tu blog.
Muchas veces olvidamos lo importante de la vida, ese mundo interior tan nuestro y que tú nos recuerdas, aquel en que todos nos parecemos y que a la ves nos hace tan diferentes de los demás, el don de lo intimo, y tan necesario de compartir, nuestro espacio que nos acerca a Dios y llama su presencia, el lugar que nos invita a aprender a confiar en él, a recibirle una y otra vez.
Deseo mucho que seas llena de los sueños Dios y que sean cumplidos en ti. Bendiciones.