miércoles, 15 de octubre de 2014

Ayuno o La Intima Comunión

El ayuno que el Señor Dios nos enseña tener es fundamental para la vida de todo creyente que busca crecer y madurar espiritualmente, tiene que ver con caminar en la intimidad con Dios, y de allí el testimonio de una vida extraordinaria lleno del obrar de Dios en el creyente.
Con mucha frecuencia escucho a muchos creyentes y pastores atribuir logros, éxitos obtenidos por haber practicado el ayuno, y también atribuir fracaso constante y derrota en la vida del “creyente” por la falta de ayuno. Reiteradamente se dice la frase no podrás, no podrás, si no ayunas.
Es como que cada vez que se necesita “comprarle” algo a Dios lo hacen con ayuno, hay que ayunar… El ayuno es poderoso… Hay poder… Paso por que hemos ayunado…
También se presenta el ayuno como una forma para victorias en “guerras espirituales” y para poder echar fuera espíritus y sin el ayuno imposible…
 Además también es mencionado como una forma de demostración de ser alguien que practica humildad, quebrantamiento y auto aprobación en comparación con otros
Zacarías 7: 5 ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?
6 ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
 7 ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
 8 Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.
 9 Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;
10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.
11 Jehová te pastoreará siempre…
Creo tan importante que volvamos a prestar atención a Dios y que sea Él quien nos enseñe a nuestro corazón la verdadera razón de ayunar, que no dejemos que nuestra humana sabiduría nos diga porque debemos ayunar.
Mateo 6: 17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, 18 para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Isaías 58: 3 ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto…
 4 He aquí que para contiendas y debates ayunáis…
… no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.
Mateo 6: 7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. 8 Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.
Creo profundamente que contrario a las motivaciones de ayunar para ser oídos y presentar nuestras peticiones para alcanzar la respuesta que buscamos. Debemos ayunar, como un alto a todas las cosas para hacer un cambio sincero en nosotros, esto es para nuestra Santificación a Dios.
Para hacer ese alto necesario, una necesidad personal como pública del cuerpo de la Iglesia, el alto necesario para examinar nuestros corazones por si hemos perdido nuestro enfoque de caminar en la voluntad de Dios o quizá la estemos reemplazando por la nuestra. Para ver si estamos escuchando  a la voz de Dios.
Joel 1: 14 Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.
Joel 2: 12 Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento. 13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.
Por causa de que constantemente pecamos; necesitamos examinarnos a nosotros, si no lo hacemos y no nos reunimos para reconocer y examinarnos, podemos volvernos insensibles. Pero somos expuestos por nuestros pecados.  
1 Samuel 7: 6 Y se reunieron en Mizpa, y sacaron agua, y la derramaron delante de Jehová, y ayunaron aquel día, y dijeron allí: Contra Jehová hemos pecado. Y juzgó Samuel a los hijos de Israel en Mizpa.
Necesitamos marcar esos tiempos de cambios, hacer la diferencia con el pasado, el tiempo presente, y hacer la diferencia en nosotros para el tiempo futuro. La diferencia entre caminar en la voluntad de Dios y en la voluntad de nuestras pasiones y razonamientos desordenados. Y a quien estamos tratando de agradar más.
1 Pedro 4: 2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.
Para obedecer a nuestro llamado; hay  tiempos diferentes para hacer la obra, y diferentes planes, pero el llamado viene de parte de Dios, nuestro llamado obedece a Dios y si estamos obedeciéndole a este llamado divino caminaremos enviados en el poder del Espíritu Santo.
Hechos 13: 2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.
                                                           4 Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo,

La intima comunión:

El ayuno puede ser ese tiempo tan especial que tanto nos ayude a restablecer y perfeccionar nuestra íntima comunión. Nuestra íntima comunión es la garantía y del poder que obrara y concederá nuestras peticiones, de ahí todo el poder de Dios necesario para experimentar la victoria que necesitamos.
Juan 15: 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

1 Crónicas 29: 18 Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel nuestros padres, conserva perpetuamente esta voluntad del corazón de tu pueblo, y encamina su corazón a ti.
Salmos 25: 9 Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.
Salmos 31: 1 En ti, oh Jehová, he confiado; no sea yo confundido jamás;
Líbrame en tu justicia. 2 Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme. 3 Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu nombre me guiarás y me encaminarás.
Isaías 48: 17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.
                  18 ¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar.

lunes, 23 de agosto de 2010

LA ORACIÓN ES UN REGALO

Marcos 1: 35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Jesús dedicaba tiempo a la oración. Se levantó y fue a un lugar solitario para orar antes que el día aclare.

Buscar tiempo para orar no siempre es fácil pero es el tiempo más importante y nuestra mayor necesidad antes de cualquier actividad diaria.

Jesús demostró poder sobre los demonios y la enfermedad, y habló de la necesidad de la oración para mantener la fortaleza espiritual.

Como Jesús, debemos buscar tiempo para hablar con Dios, la oración es el vínculo vital entre nosotros y Dios.

Cuando oramos estamos buscando intimidad con Dios, es confiar en él y su palabra, la constancia en la oración hace que los hombres y mujeres de oración lleguen a ser hombres y mujeres de fe y por consiguiente hombres y mujeres espirituales, es depender de él y de lo que él quiere para nuestras vidas, esto produce humildad, voluntad y carácter, esto es madurez, es la manera como le demostramos que le amamos.

Cuando oras, lo que Dios quiere es tu corazón; Dios se enfoca en el asiento de tus deseos: tu corazón.

Proverbios 23:26. Dame, hijo mío, tu corazón y miren tus ojos mis caminos.

Al acercarnos cada vez más a Dios él desea que lleguemos a participar de esta naturaleza divina, así podamos manifestar nuestra naturaleza espiritual y las obras dignas de su reino.

Todas las grandes promesas que nos ha dado y las virtudes del carácter sabio y diligente de aquel que ha aprendido a caminar con Dios.

Como no tenemos los recursos para ser verdaderamente espirituales a fin de protegernos del pecado y ayudarnos a vivir para Él, Dios nos capacita con su propia bondad moral y debe traducirse en acción, en desarrollo del carácter cristiano y en la práctica

El poder para crecer no viene de nuestro interior sino de Dios por medio de su Espíritu, La fe tiene que ser más que creer en hechos ciertos; de la disciplina moral, o desaparecerá

2 Pedro 1: 4-5 por medio de estas cosas nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas lleguéis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de las pasiones. 5 Por esto mismo, poned toda diligencia en añadir a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

Pedro hace una lista de varios actos de fe: aprender a conocer mejor a Dios, cultivar la paciencia, hacer la voluntad de Dios, amar a los demás. Esos actos No son opcionales; no se producen automáticamente; requieren arduo trabajo constante en el proceso de la vida cristiana. Dios nos da también la responsabilidad de aprender y crecer.

Efesios 2:10 pues somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

Muchas veces vemos podemos ver en los cristianos respuestas apáticas y de sentimientos de obligación al tratarse de hacer algo que deba agradar a Dios y de dedicarle tiempo a la oración y a la palabra.

Pareciera que no alcanzan a comprender que en ello esta encontrar la razón de su ser y el diseño maravilloso que Dios quiere traer a sus vidas, los regalos preciosos que Dios ha dispuesto para adornar la vida de sus hijos y ya que nuestra salvación e incluso nuestra fe son regalos, debiéramos responder con gratitud, alabanza y regocijo…

domingo, 20 de abril de 2008

Jesús Adrián Romero, No hay paredes - Concierto en Lima Estadio Nacional

Me llamo mucho la atención la letra de esta canción No hay paredes la cual toca mi corazón y me hace recordar los muchos momentos en diversos lugares de nuestro país donde muchos han sido tocados por el amor y poder de Dios, aquellos olvidados, a aquellos hermanos en Cristo que necesitan ser animados y consolados que necesitan más que palabras, del testimonio y de la presencia de Dios que obra sobrenaturalmente, esos momentos que no son suficientes y que deben ocurrir continuamente y pienso en los muchos lugares donde los conciertos y las grandes conferencias no tienen lugar porque no serian lucrativos, pero donde si hay un gran hambre y necesidad de la Palabra de Dios, donde los famosos y exitosos conferencistas y cantantes no irán.
El concierto fue una gran oportunidad para reunirnos y adorar a Dios en medio de la alabanza, una oportunidad para ser ministrados y que muchos más conozcan del Señor Jesús.
(aqui en un concierto en otro lugar...)


Fue una oportunidad más…
, pero lo penoso es tener que ver ese manejo del marketing que ha afectado tanto este tipo de eventos cristianos, ayer en un deslucido concierto, donde primo el franeleo y adulación hacia algunas autoridades y servidores públicos (algo cada vez más acostumbrado entre representantes evangélicos) por su presencia, además de una muy tardía presentación que afecto a muchos, ya que muchas familias llevaron a sus hijos. Fue una oportunidad, donde el Estadio Nacional lucio su gran capacidad pero debido a la falta de asistencias en sus tribunas, por los precios cada vez más excluyentes, ya no se trata de un evento para la adoración y ministracion sino de un evento cada vez más lucrativo y que marca más las distancias económicas sociales entre unos y otros. Donde la alabanza debe tener un alto costo que se debe pagar.
Fue una oportunidad, donde se defendió los altos costos que haya pagar adquirir un CD de alabaza o que de lo contrario solo debe oírse en la radio (aquí en nuestro país no hay mayor difusión de musca cristiana en medios radiales)
Fue una oportunidad donde el marketing fijo a la alabanza un costo que pagar para la distancia de niveles sociales, de manera exclusiva para los no tantos que asistieron dentro de las "cuatro pares" del Estadio Nacional.

domingo, 13 de abril de 2008

No hay argumento _ Jesus Adrian Romero

Cada persona ha sido creada con un propósito extraordinario y eterno, concebido en el corazón y en la voluntad de Dios.
Sin embargo la humanidad no estado viviendo de acuerdo al maravilloso propósito de Dios, esta triste realidad a dejado a los hombres sumidos en la incertidumbre de una vida sin propósito, llena de error y con la falta de dirección para la realización de su vida, haciendo mal uso de aquellas cualidades, talentos y dones con los cuales han sido dotados, de esta manera viven una vida de vanidad, orgullo, egoísmo, o peor aun creen ser en todo inferiores dignos de toda conmiseración frente a los demás, incapaces de lograr una vida mejor ni de hacer lo bueno en beneficio de los demás, mientras que otros se esfuerzan para lograr algo importante, buscan mejores medios para tal propósito pero no emplean los recursos, los dones, la unción, no conocen el propósito que sus vidas tienen, el llamado departe de Dios para ellos, porque no se han podido ver como Dios nos ve, con la identidad de verdaderos hijos de Dios y todo lo que ello implica, por eso tienen dificultad para seguir la guía del Espíritu Santo por que desconocen todo lo referente a él y su extraordinaria obra en nosotros, la Biblia la Palabra de Dios nos da la respuesta para una vida diferente, en ella Dios nos dice quienes somos, el propósito de nuestro existir, nuestro llamado a estar delante de él y la obra de Jesús por nosotros.



En la Biblia en sus diferentes pasajes que podemos encontrar que nos habla de:
De una identidad y propósito ( Y nos hizo Reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea la gloria imperio por los siglos, amen. Apocalipsis 1:6.)
(Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los forme y los hice. Isaías 43: 7.)

El Reino de Dios se ha acercado y podemos ver su poder transformador sobre las vidas de las personas, una nueva identidad espiritual provista por Dios
(Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Pondré mi ley en su mente y la escribiré en su corazón; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Jeremías 31: 33. ) (Hebreos 10: 12-16.)
Y mientras caminamos hacia nuestro propósito eterno en él, estamos en una jornada con un encargo precioso, llamados a ser un pueblo Santo como él lo es, con aquella naturaleza eterna, la vida de Dios que esta en nosotros, y manifestar su gloria, su poder, su dignidad, honra, valor, esplendor y dominio.
Nuestra razón de existir, nuestra voluntad, nuestras motivaciones y decisiones que tomamos están afectadas siempre por nuestros sentimientos, emociones, fuerza y pasión, estas a su vez por nuestra visión, y por ella fracasaremos o triunfaremos en la vida.

lunes, 10 de marzo de 2008

EL INDIVIDUALISMO HA CORTADO EL PASO DE LA VIDA EN COMUNIDAD.

La vida en comunidad es el espacio para que redescubramos el ministerio de todos los creyentes, ayudándonos y edificándonos mutuamente en el ejercicio de los dones dados por el Espíritu Santo.

Contrariamente, el exclusivismo clerical y denominacional, el abuso del poder, la sustitución de la correcta doctrina y de la predicación del Evangelio del Reino que el mismo Señor Jesucristo mando a predicar, en su lugar es común ver el amor al dinero, la falta de integridad y de ética se ven cada ves más asociados a líderes que hacen gala de poseer revelación directa de Dios, convirtiéndose en vox Dei para una facción importante de nuestra Iglesia. Basados pues en la mundana doctrina del líder e introduciéndola como parte de la enseñanza cristiana la cual no existe en la biblia, ni como doctrina, ni tampoco como la forma normal de la vida de la iglesia, más bien como ejemplos negativos que abundan como en:

3 Juan: 9 Yo he escrito  (La carta a que Juan se refiere se ha perdido, posiblemente fue destruida por Diótrefes) a la iglesia; pero Diótrefes,  (dirigente de la iglesia a la que pertenecía Gayo o de una comunidad vecina) al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos,
…y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe y los expulsa de la iglesia.
[1]

Es así que negando el lugar que corresponde a los hermanos que son reconocidos por su sabiduría y su probada reputación, como el derecho al ejercicio de los dones y ministerio con que han sido investidos para la edificación del cuerpo bajo la dirección del Espíritu Santo (Ancianos de la Iglesia) y en lugar de ellos sólo a muy convenientes e incondicionales seguidores.
Estos son nuevos “amos” que sus propios dichos hay que repetir y el sueño que el Señor a puesto en sus hijos quieren hacer morir.
Solo un rostro tenemos que buscar y es el de aquel que su Espíritu a puesto en nosotros los hijos, nuestro derecho y comunión es junto a los hombres libres de la comunidad de los iguales, la comunidad del Reino que Jesús vino a comunicar, y que es la comunidad de Dios con los hombres.
Esta vida en comunidad otorga un sentido de pertenencia a través del cual cada persona entra a formar parte de la familia de Dios.
La Iglesia actúa como comunidad restauradora, sanadora e integradora donde la persona encuentra su sentido de identidad en relación a Cristo y a la comunidad de creyentes hermanados por el mismo Espíritu. Hechos 2:42-47 describe la vida en comunidad de los primeros cristianos, ya que juntos compartían: las enseñanzas de los apóstoles, la oración, los alimentos y sus posesiones materiales.
Partiendo del postulado que la Iglesia es y será por la eternidad la comunidad eterna de los redimidos por la sangre del Cristo, es necesario que nos ocupemos de la fe y actuar de acuerdo a los valores del Reino de Dios: promoviendo el diálogo, la paz, el perdón y la restauración de las relaciones rotas entre los hermanos en la fe.

Uno de los principales obstáculos para el desarrollo de la koinonía es la manipulación y abuso del poder que se hacen en “nombre del Espíritu Santo” por algunos líderes que no respetan la libertad cristiana ni la capacidad de pensar que Dios nos ha dado a todos sus hijos.
Aquellos, quienes se elevan a sí mismos con títulos eclesiales de autoridad, con el supuesto derecho para gobernar y dictar sobre el Pueblo Santo, haciéndose aún superiores a la presencia del Espíritu Santo como a algo que pueden manipular y usar de acuerdo a su necesidad e ignorando que el Espíritu Santo representa todo el Señorío y autoridad de Cristo aquí en la tierra y que él vino de parte de Cristo a ocupar ese lugar en cada creyente, impartiendo a cada hijo diversos dones para el ministerio, con la misma característica de la semejanza en la trinidad, con un rol diferente pero siempre el mismo Dios y esto es igual en los hijos, diferentes ministerios, diferentes roles, funcionando cada uno de forma diferente pero al fin y al cabo siendo todos iguales, con los mismos derechos de hijos, con la misma comunión la misma unción de parte de él, con la misma necesidad de ser ministrados los unos por los otros en la comunidad de los iguales, en la comunidad del Reino que Cristo instauro en nosotros y con nosotros, este Evangelio y no otro.


[1]Reina Valera Revisada (1995 Sociedades Biblicas Unidas: Miami

viernes, 7 de marzo de 2008

Se ha dejado de lado la vida llena del Espíritu Santo.


Pareciera contradictorio argumentar que en un medio donde abundan las experiencias y manifestaciones espirituales, no se lleve una vida en la plenitud y el poder del Espíritu Santo.
Dios confirmó la validez del ministerio del Espíritu Santo enviando fuego, en el Pentecostés el fuego vino sobre muchos creyentes, simbolizando que la presencia de Dios está al alcance de todos los que creen en Él.
La llenura del Espíritu Santo junto con los dones o carismas tuvo como propósito hacer manifiestas a todas las naciones, la proclamación de las maravillas de Dios (Hch. 2:1-11)
Demos gracias a Dios por sus dones, y tan necesarios el ejercicio de éstos para la extensión del Reino de Dios, pero demostremos al mundo una ética diferente y los valores que “salan” la sociedad y son luz en las tinieblas.
Precisamente en este punto es necesario decir que ha sido limitado el poder del Espíritu Santo a tan solo al ejercicio de los donde de lenguas, las sanidades, hacer milagros y portentos por solo unos cuantos, y se ha dejado de lado la vida de santidad, la formación de un carácter íntegro, la manifestación del fruto del Espíritu Santo y una vida consagrada a Dios.
Los primeros padres que salieron de Egipto, con su mente en Egipto y no en las grandes promesas de Dios, ellos conformados a no querer escuchar a Dios sino a tan solo hablar con Moisés ( y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros,
[1] ...) hoy igual que entonces son muchos los que prefieren estar viviendo con una mente cautiva, resignados a tan solo escuchar y vivir de acuerdo a restringida visión de un hombre como su líder para la vida.

Hoy en día “los vientos de revelación” atribuidos a una élite súper-espiritual que colocan su experiencia como la norma que debe seguir su congregación y toda la Iglesia. Bajo la “cobertura” de un hombre falible y tan humano como cualquier otro, que en lugar de dejar que los discípulos crezcan a la imagen de Cristo, hace que pierdan la capacidad de reflexionar y obedecer al Espíritu Santo que guía a toda la verdad revelada en la Biblia.
El "sométete"
en ves, al, Estar de acuerdo, de mutuo consentimiento, y mantener la unidad, ser todos de una sola mente y compartir un solo propósito. Unánimes juntos, homothumadon; Strong # 3661: Los discípulos tenían unanimidad intelectual, armonía emocional y una sola voluntad en la iglesia recientemente fundada. En cada uno de los casos en que se usa, homothumadon, indica armonía, la cual conduce a la acción.

En el libro de Hechos se observa que hay experiencias repetidas de la influencia vivificante y renovadora del Espíritu Santo, y son descritos como “los tiempos de refrigerio que vienen de la presencia del Señor” (Hch. 3:19).
Es imprescindible en estos tiempos agudizar el discernimiento espiritual para actuar sin temor y poder retener aquello que viene del Espíritu Santo, desechando lo que no viene de Dios y que se convierte en distracción en nuestro andar cristiano.

[1]Reina Valera Revisada (1960). 1998 (Ex 20.19). Miami: Sociedades Biblicas Unidas.

jueves, 28 de febrero de 2008

Se ha desplazado a la Biblia como la fuente de revelación de Dios.

Es común escuchar a través de los medios de comunicación, en los púlpitos, conferencias y reuniones cristianas, nuevos “vientos de revelación” atribuidos a una élite súper-espiritual que coloca su experiencia con Dios como la norma que debe seguir su congregación y toda la Iglesia.
El problema que se ha presentado es un énfasis exagerado en la doctrina de la unción exclusivista al estilo del Antiguo Testamento.
En el libro de Hechos, el mensaje del los apóstoles estaba imbuido de las citas de las Escrituras como cumplimiento de las buenas nuevas. En Hch. 17:11 los discípulos recibieron el mensaje con toda avidez y examinaban las Escrituras todos los días para ver si era verdad lo que se les anunciaba.
Vemos pues que la norma, el marco de referencia para las enseñanzas tenía que ser “medido” por las Escrituras.
Tristemente se ha creado una nueva doctrina de “temor al hombre”, donde el líder ejerce dominio dictatorial y tanta influencia sobre sus seguidores, que ellos no pueden ejecutar sus propias decisiones consultando al Señor, sino que primero tienen que llevar el "visto bueno" de su líder, cuya voz "equivale" a la guía infalible del Espíritu Santo.
La “sola Escritura” ha sido reemplazada por la “voz autorizada” de un hombre falible y tan humano como cualquier otro, que en lugar de dejar que los discípulos crezcan a la imagen de Cristo, hace que pierdan la capacidad de reflexionar y obedecer al Espíritu Santo que guía a toda la verdad revelada en la Biblia.
El desconocimiento de la Palabra de Dios es cada vez más evidente en ciertos sectores y nuevos movimientos religiosos que componen un rostro importante de nuestra Iglesia Latinoamericana, así mismo es común la proliferación de mensajes y literatura carentes de profundidad, dirigidos a los sentidos antes que a la conciencia.

lunes, 25 de febrero de 2008

REPETICIÓN O CONFUSIÓN


En Latinoamérica contamos con diferentes expresiones o rostros eclesiales, algunos de corte histórico y otros más recientes, pero todos ellos tratando de echar raíces en la sociedad y representar a un sector o grupo mono o multicultural.

Si quisiéramos elaborar un diagnóstico sobre algunas características que presenta la Iglesia en Latinoamérica, saltarían a la vista algunos problemas o patologías debido a la pérdida de visión y perspectiva:
Dedicadas a reproducir instituciones, cada cual “mejor que la otra” buscando mejores métodos pero que ya hayan resultado en otro lugar” para presentarse como la iglesia modelo y aspirante a ser las más influyente e “importante” preocupada en lograr una imagen publica, influenciada por la posmodernidad, expectante de lo que el marketing y sus técnicas pueden hacer por ella.

La Iglesia ha dejado su primer amor por Cristo.
Nuestra amada Iglesia Latinoamericana se encuentra carente de profundidad, carente de su primer amor por Cristo, carente de ese fervor que le impulsó en sus inicios a dar su vida por causa del Señor.
La Iglesia Latinoamericana se ha adormecido en la comodidad de una sociedad posmoderna y narcisista. Lamentablemente nos hemos acostumbrado a una “vida light” dedicada a seguir "lideres religiosos" que les dicten los pasos y la manera en que deben pensar, esto es ser carentes de compromiso y devoción por Nuestro Señor Jesucristo , lo cual es motivo suficiente para arrepentirnos y buscarle de todo corazón.

La esencialidad en la expresión local de la Iglesia, el Cuerpo de Cristo, no son las practicas connaturales, los énfasis doctrinales particulares, la atracción por ciertos ministros o ministerios, la esencialidad es Cristo Mismo y el mensaje del reino que el mismo predico y mando que predicaramos a toda criatura. Tener a Jesucristo como el centro de nuestra vida y confesarle como Señor tanto en la vida individual, como comunitaria, es la base para elaborar una eclesiología bíblica para el desarrollo de la misión integral.

Se ha desplazado el centro de la predicación de la Iglesia de los hechos: “Jesucristo es el Señor”.
Una preocupación personal y que además comparten un gran número de siervos de América Latina, es que nuestra Iglesia ha cambiado el centro de la predicación y por tanto su énfasis. En muchos de nuestros púlpitos parece haber una competencia por “las últimas novedades” sobre otros temas que tienen su lugar en la ministración a las necesidades personales. Hoy en día se escuchan ofertas de recibir salud, prosperidad, éxito, seguridad personal, sanidad emocional, etc. Pero poco se oye un llamado dentro del marco bíblico, estos temas tienen su lugar, pero no tienen que dominar ni desplazar la centralidad del Señorío de Cristo y la llegada de su Reino a nuestras vidas. Este era el mensaje que el Espíritu Santo comunicaba a través de sus siervos y que era acompañado de señales y milagros. Hch.3:1-12 relata la sanidad del hombre cojo de nacimiento, que recibió la completa sanidad por la fe que viene por medio del Nombre de Jesucristo.

jueves, 21 de febrero de 2008

MITOS ACERCA DEL CRECIMIENTO DE LAS IGLESIAS



Es cierto que la vida de la humanidad ha sido llenada por mitos, a través de toda la historia podemos ver como estos han afectado la manera de vivir de los hombres.
No es extraño que el mismo Señor Jesús haya tenido que confrontar al pueblo que había sido llamado pueblo escogido de Dios por esta misma causa.
Una compleja distorsión del mensaje y propósito de Dios, por una vida de tradición y costumbres a manera de “sabiduría convencional” en ves del verdadero significado y propósito, haciendo del hombre algo secundario.
Esto mismo no es extraño hoy en día en la sociedad pos-moderna, aun en la Iglesia misma, lo que hace que la iglesia de hoy en día no sea una sino “muchas Iglesias”, cada cual mirándose una a la otra con cierto celo y desconfianza, cada cual con una impresión diferente de las demás, y por las cuales se califican de exitosas o fracasadas.
Estos mitos también rigen la interpretación de la Biblia, cada cual con una “mejor” ó “mayor visión” que tienen y hacen a las “iglesias” diferentes, con cosas o imposiciones a manera de doctrinas tales “si no estas bajo la cobertura de...”, que son muchas sutiles sustituciones del verdadero fundamento bíblico.
Y Sobre el mito de:
Lo único que les importa a las Iglesias grandes es el numero de asistentes.
Cito el caso de una iglesia grande en Lima de alrededor de ocho mil asistentes
y que ya esta organizada en células, por zonas de Lima, con cultos centrales en su templo, tiene gruesos sectores de la congregación en diferentes distritos de la ciudad, prefieren comprometer a la congregación a inversiones tan extraordinarias para demoler su céntrico local, templo y edificio educacional para levantar un templo con capacidad cercana para tres mil personas, a un costo algunos millones de dólares, a pesar de no solucionar su necesidad y de tener que repetir mas de siete cultos dominicales en el mismo lugar, en lugar de levantar nuevos templos en otros lugares, distritos, con tal de mantener a sus mismos asistentes y seguir creciendo en su mismo local.
Las Iglesias grandes crecen a expensas de las Iglesias pequeñas, esto es muy frecuente nuestro medio por diferentes razones, pero también contribuye la iglesia en su afán de crecer, quieren presentarse aunque no lo quieran reconocer como una Iglesia de moda, con atractivos e invitaciones, a actividades que mayormente atraen a gente ya convertida y que congregan en otros lugares, un afán de hacerse famosas por sus eventos.
Se debe elegir entre calidad y cantidad en la Iglesia.
Esto es un verdadero mito, sobre todo de la indefinición,
es una forma de compararse, usando esta frase como eslogan entre lo que es mejor o no. Crecer es siempre resultado de algo que se ha hecho y esto siempre debe de ser la manera consistente y con responsabilidad de cómo se este edificando a las personas. En lugar de comprometer el mensaje y la misión de la Iglesia para crecer.
Parece que muchas veces la Iglesia olvida su atractivo espiritual, a Cristo cuando estaba en medio de la gente.